Yoga Facial

 
EVITA ARRUGAS CON YOGA FACIAL. 
 
Una rutina de 10 minutos diarios te puede ayudar a potenciar aún más los efectos 
rejuvenecedores de Caracol Natural Skincare. Los ejercicios de yoga facial ayudan a mantener una apariencia más juvenil ya que tonifican los músculos del rostro, minimizan las 
líneas de expresión, liberan tensiones y además mejoran el aspecto del cutis. Si practicas 
una rutina sencilla y constante podrás fortalecer 57 músculos de la cara ya que aportarás 
más oxigenación a la piel, mejorarás la circulación facial y darás un efecto relajante al cutis. 
De esta manera, es posible recuperar la elasticidad de la piel del rostro e incluso hacer que 
parezca tres años más joven. Lo más recomendado es realizar los siguientes ejercicios de 
yoga para la cara antes de dormir y después de tu rutina facial de limpieza e hidratación. 
 
El búho 
Este es un ejercicio completo que te ayudará a reafirmar y a reducir las líneas y las arrugas 
de la frente. Haz una “c" con los pulgares e índices y colócalos alrededor de los ojos. Con 
los índices encima de las cejas y los pulgares sobre las mejillas, tira hacia arriba para tratar 
de levantar las cejas con los ojos muy abiertos. Mantén esta posición durante dos 
segundos, relájate y repite de nuevo tres veces más.  
Neck roll 
La zona del cuello es la primera que denota los signos de la edad. Levanta y tonifica los 
músculos de esta zona con este ejercicio: mirando hacia adelante, gira la cabeza hacia la 
derecha hasta que queda alineada con el hombro derecho. En esa postura inclina la cabeza 
hacia atrás y mantenla así 8 segundos. Vuelve a la posición inicial y haz el mismo 
movimiento hacia el lado izquierdo. Repite tres veces. 
Beso de Marilyn 
Para mejorar tus labios, primero inclina la cabeza hacia atrás suavemente y mientras miras 
hacia arriba, haz el gesto de dar un beso emulando a Marilyn Monroe. Repítelo 10 veces 
haciendo el sonido del beso. Después relaja la cara y respira profundamente. Segundo, tras 
exhalar imagina que estás soplando una vela, empujando los labios ligeramente. Relájate y 
repítelo dos veces más. 
 
El trompetista 
Aquí nos centraremos en levantar y reafirmar las mejillas. Lentamente llena tus mejillas de 
aire y luego pásalo de un lado al otro, durante 30 segundos. Para mantener el área de los 
labios fuerte y suave, puedes poner una mano sobre los labios como si estuvieras tocando 
una trompeta. 
 
Papada 
Sujeta tu cabeza con una mano bajo tu pera, empuja la barbilla hacia abajo sobre los dedos 
que la sostienen y apoya el codo sobre la otra. Mantén la postura durante 3 respiraciones 
profundas. Después usa los dedos dando toques suaves en la parte inferior de la pera. 
Alterna con ambas manos durante 15 segundos. 
 
Desbloqueo mandibular para el óvalo facial 
Pellizca suavemente la línea de la mandíbula debajo de la barbilla con el dedo índice, 
medio y pulgar de ambas manos. Presiona y suelta a lo largo de la misma línea hacia las 
orejas tres veces. Después pon los pulgares juntos en la pera y arrástralos a lo largo de la 
línea de la mandíbula y aléjalos uno del otro tres veces. Cuando llegues a las orejas 
levántalos y empieza de nuevo. Repite tres veces. 
 
Relajación 
Termina tu sesión de yoga facial con un ejercicio de relajación. Con las yemas de los dedos 
golpea suavemente todo el rostro. Después, frota las palmas de tus manos hasta que 
queden calientes y colócalas sobre los ojos cerrados. Acompañalo con respiraciones 
  1. profundas y destensa todos los músculos de la cara. 

Por Trinidad carvajal.