El uso de cosméticos hechos a base de la baba de caracol ayuda a reparar los daños que sufre la piel, producto de aquellos factores externos que la dañan día a día. ¿Qué podemos hacer para cuidarla?

 

En la antigua Grecia y en Egipto, ya se tenía claro el valor de la estética. Sin embargo, con el pasar del tiempo, diferentes descubrimientos médicos han comprendido la necesidad de crear un saber, capaz de integrar la belleza y la ciencia.

 

Los cuidados que damos día a día a nuestro cuerpo, están directamente relacionados al qué tan buena salud tenemos. Como tal, no sería extraño pensar que los daños producidos a nuestra piel, podrían eventualmente afectar parte de nuestro organismo.

 

El paso de los años, la contaminación, y el estrés, son sólo alguno de los factores que dañan las propiedades regenerativas de la piel. Problemas que por lo demás, no son ajenos a ninguna persona. Es en esta línea donde nace la necesidad de crear alguna sustancia capaz de aminorar el deterioro que sufre aquel tejido que nos cubre a todos.

 

Caracol Natural Skincare: una solución natural

 

Tras observar a los cultivadores de caracoles, médicos y naturalistas se percataron de que las manos de estos trabajadores no tenían manchas, se mantenían hidratadas, y si tenían heridas, sanaban rápidamente. Esto llamó la atención de los estudiosos, quienes llegaron a pensar que este molusco tenía ciertas propiedades que mejoraba los estragos que recibe diariamente la piel. No estaban equivocados.

 

La baba de caracol posee una serie de sustancias que permiten la reparación, nutrición, desinfección y exfoliación de la piel, entre otras funciones. Dentro de estos componentes se encuentran el colágeno, proteínas, vitaminas, y alantoína, entre otros, que permiten beneficios como el aumento de la elasticidad de la piel, la regeneración de células, protección de infecciones, eliminación de cicatrices (de heridas y acné), y más.

 

De aquí nace Caracol Natural Skincare de Petit Gris. Una línea de cosméticos, cuyos productos son hechos en base al extracto filtrado de baba de caracol, potenciado con esencias de hierbas medicinales, aceites vírgenes y péptidos de ultima generación europea. Sus cremas, mousse, sueros y tónicos, nos permiten no solo proteger nuestra piel, sino reparar los daños que sufre todos los día, llegando a convertirse más que en una novedad, en una solución real.